Blog

Blog de O Lar da Avoa. Turismo Rural en Cambados, eventos, vacaciones.

El ciclo biológico de la vid del Albariño en Cambados: un verdadero placer enológico

Pocas plantas poseen un crecimiento tan complejo como el que caracteriza al ciclo biológico de la vid de Albariño (algo que puede apreciarse muy bien en los viñedos de Cambados). Cualquier amante del buen vino sabe apreciar los distintos matices de cada una de sus etapas. Te invitamos a conocer todos los secretos que encierra este proceso natural lleno de belleza.

 

Así son las siete etapas del ciclo biológico de la vid del Albariño en Cambados

 

Reposo vegetativo: cuando duermen los viñedos

Comprende parte del otoño y todo el invierno. En esta fase el viñedo se encuentra desnudo, ya que solo posee la parte leñosa, para así soportar mejor los rigores del invierno gallego (frío, lluvia, viento…). Esta época es aprovechada por los viticultores para realizar labores de poda.

Durante esta etapa del crecimiento de la vid la planta no registra actividad vegetativa, ya que se encuentra en periodo de hibernación, a la espera de que mejore el clima. Pensemos que cuando la temperatura del suelo es inferior a 10 º, las raíces no pueden absorber nutrientes.

 

Desborre: la vid se despereza

Tiene lugar desde finales del invierno hasta comienzos de la primavera. La vid aprovecha las mejoras climáticas para despertar de su letargo invernal. Las raíces se reactivan y comienzan a extraer nuevamente los nutrientes de un suelo cada vez más cálido. Consecuencia de ello, la planta comienza a registrar actividad en su tronco, yemas, nudos y entrenudos.

El aspecto más visible de esta etapa es la aparición de la borra que liberan las yemas hinchadas de la vid. Se trata de una capa lanosa, que cubre los incipientes brotes y que se va retirando poco a poco en lo que se conoce como desborre.

 

Brotación: el viñedo comienza a llenarse de vida

Durante los meses de marzo y abril las buenas temperaturas hacen que la vid se anime a desplegar sus primeros brotes verdes, libres ya de la protección que les ofrecía la borra. La rapidez de su desarrollo dependerá de las horas de sol y de la cantidad de agua que reciba la planta.

La savia asciende por toda la vid de Albariño, llenándola de vida. Ello se hace evidente en los pámpanos que brotan a partir de los sarmientos desnudos, y de los cuales comienzan a salir hojas y minúsculos racimos.

 

Floración: los viñedos se visten de primavera

Bien entrada la primavera (hacia el mes de mayo) hacen su aparición las flores de la vid, si bien todavía se encuentran en estado embrionario. Será en junio cuando alcancen su plenitud, ofreciendo unos ejemplares hermafroditas de diminuto tamaño y color blanco.

Las flores maduras, tras un proceso de polinización llevado a cabo en gran parte por los insectos, cuajarán y serán sustituidas por los frutos: unas pequeñísimas uvas que, en sus primeros días de vida, se asemejan en forma y tamaño a los guisantes.

 

Maduración: el momento de la verdad en el ciclo biológico de la vid de Albariño

Es una de las etapas del crecimiento de la vid más importantes, ya que de ella dependerá la calidad de la uva y, en consecuencia, del vino. Comienza en el mes de julio con el envero, (el fruto gana tamaño y muda su color de verde a amarillo). Otra singularidad de esta fase es el agostamiento (los tallos herbáceos se transforman en leñosos).

Desde mediados del verano hasta el inicio del otoño veremos cómo las uvas se irán haciendo progresivamente más y más grandes. Su sabor también experimenta variaciones, ya que va abandonando las notas ácidas iniciales para convertirse en un fruto dulce. Está capital fase del crecimiento de la vid culmina con la recogida de la uva...y la vibrante Fiesta de la Vendimia.

 

Caída de la hoja: vuelta a empezar

Antes de la bajada definitiva de temperaturas que trae consigo el pleno invierno la vida acumula alimentos en sus brazos, tronco y raíces. Este proceso de acopio deja desnutridas a las hojas, las cuales cobran un color amarillento para, finalmente, secarse y caer.

Es el momento de que la vid, estratégicamente desprovista de ese lastre que suponen las hojas, quede así preparada para afrontar de nuevo la dureza propia del clima invernal.

 

¡Ven a admirar el ciclo biológico de la vid de Albariño con tus propios ojos!

Habrás podido comprobar que todas y cada una de las etapas del crecimiento de la vid de Albariño presentan su propio encanto, sus matices únicos que las hacen irrepetibles ¡Es imposible apreciarlas en todo su esplendor leyendo un simple post! Francamente, no podemos imaginarnos una ruta del vino por Cambados sin visitar sus viñedos.

Si te gusta la naturaleza y admiras el arte milenario de la viticultura, tienes que venir a conocer personalmente los viñedos de Cambados que dan origen al afamado vino Albariño (y a su Fiesta). Hay que estar en pleno campo para inundar tus sentidos de ese proceso lleno de vida y cambio.

O lar da avoa es una parada obligada para cualquier enoturista que quiera realizar la ruta del Albariño y conocer en profundidad cómo es el ciclo biológico de la vid. Somos el alojamiento rural que necesitas para vivir una experiencia enológica inolvidable, rodeado de los viñedos que dan origen al delicioso vino Albariño ¡Te esperamos!

Comenta esta publicación